Manifiesto del Solterón




Generalmente la sociedad no entiende a los solterones. "Pero cómo, todavía no se casó? ... Tampoco esta noviando? Mmm ... Que raro no? .. " (Con sospechoso énfasis en la letra R).

En forma resumida estos son los principales pensamientos que generalmente a priori se cruzan en todas aquellas personas que se encuentran o se vieron alguna vez embarcadas en experiencias opuestas a las de un actual solterón.

Si bien para algunos es difícil comprender el estadío de soltería, para otros muchos es aún más dificil comprender el estadío de la no soltería. Si bien para los unos la soltería esta asociada estrictamente a lo negativo, turbio e inmaduro, para los otros, significa convicción, templanza y sabiduría.

Evidentemente y siendo algo parabólicos, algunos disfrutan más estar en clase,  y otros en recreo. Cuando un solterón se encuentra en una situación en donde mediante una ocasional propuesta o cadena de malos entendidos ponen en jaque su actual condición, es como si repentinamente comenzara a sonar el timbre. Ud tiene que ir a clase. Siente que le van a privar del recreo por tiempo indeterminado. Cuando uno transita por la soltería, tiene y atiende a su propia clase.  Y asiste a las materias que él considera oportunas en este momento en el que vive. En algunas asistirá regularmente, y en otras cursará a distancia. De otra forma, saldrá en lo inmediato a buscar colegio nuevo.


El presente argumento, que puede bien verse como escueto, infantil, y escapista, es una de las bases primordiales del solterón. El solterón es solterón, porque prima y se alimenta sin pudor, de la cuota justa de exigencia e inmadurez que lo logra posicionar como solterón. Y valga la redundancia, el solterón requiere de mucha madurez y experiencia, para lograr comprender este punto justo de inmadurez. El cual administra de sabia forma. Y del cual se conforma y enorgullece. Y no solo hasta aquí llega. El solterón es también un educador. No guarda las cosas para sí. Transmite y comparte esta importante cualidad con el resto, sin escatimar y en forma constante. Trata de contagiarlo. Con sus actos, el solterón no hace otra cosa que llevar a cabo de la teoría a la práctica y en forma natural, lo mas importante que posee. Experiencia. Amistad. Alegría. Novedad. Cariño. El no temer. El arriesgar. El no conformarse. El solterón no es otra cosa que un gran coleccionista de vivencias. De sabiduría. El solterón es un buen mentor.

Sin embargo, son muy pocos los que logran arribar a semejante comprensión. El solterón en la sociedad nunca es bien agradecido por sus aportes. No antes bien por el contrario, ya sea por atizbos de envidida o por sensaciones parcialmente acomodadas, es mirado con ligera sospecha. Pero él lo sabe. Es persistente. Es seguro. Continúa. No necesita retroalimentarse con cosas cotidianas que él conoce. No se pone a disposición de un tribunal que juzgue, y generalmente medio de reojo, sus acciones y decisiones. El solterón es un gran tomador de decisiones. Y un gran conocedor de riesgos. Sabe lo que necesita y lo que no necesita. 

Y es así pues, que con cierto disimulo y con media sonrisa, el solterón se aventura una vez más, a los caminos de lo que para el resto es incierto. Sin ataduras y con mucho cariño, los solterones nos muestran una forma de vivir. Y quizás, una mucho mas honesta y verídica, que la de tantos otros.

Todos x el Palo

4 comentarios:

  1. Anónimo19.2.10

    aguandte TPP

    ResponderEliminar
  2. Anónimo20.2.10

    Excelenteeee!!!!
    Quien es el autor de tan magistral manifiesto???
    Saludos.
    Javi

    ResponderEliminar
  3. Anónimo21.2.10

    el solteron number one " richar champlin"

    ResponderEliminar
  4. Anónimo21.2.10

    "no hay apuro querido" , dijo un pelado

    ResponderEliminar